Noticias

SAN CRISTÓBAL EL ALTO, municipio de la Antigua Guatemala

San Cristóbal el Alto es una aldea del municipio de la Antigua Guatemala del departamento de Sacatepéquez, data del tiempo de la colonia.

Se encuentra ubicado con rumbo sureste, a unos 3 kilómetros de la aldea San Cristóbal el Bajo y a 5 kilómetros de la cabecera departamental, la altura sobre el nivel del mar es de 1,840 mts., con una latitud de 14º, 32´, 06” y con una longitud de 90º, 42´, 52”. Colinda al norte y al oriente con la finca El Pilar, al sur con la Finca Carmona y al poniente, con la finca Santa Clara.

Está situado en la cima del cerro de su mismo nombre, su comunicación es por una carretera de terracería y, tiene una pendiente de dos kilómetros y medio.

La Aldea cuenta con una calle de poniente a oriente, a cuyos lados están construidas las casas; cuenta con una pequeña y bonita plazuela, a cuya vista sobresale al frente de la iglesia, el muro de una iglesia colonial, mudo testigo de la existencia de la aldea, desde tiempos de la colonia.

HISTORIA

San Cristóbal el Alto, data alrededor del año de 1,530 aproximadamente, cuando se realizó la distribución de tierras a los españoles, en el área de la futura Santiago en el valle de Panchoy, En ese entonces era una milpa, conocida como la Milpa de San Cristóbal el Alto, que incluía lo que en la actualidad es San Cristóbal el Bajo y, se encontraba establecido en la periferia del sitio de la futura Ciudad de Santiago.

Su fundador fue JUAN PÉREZ DARDÓN, a quien se incluían tierras en la cercana sierra hacia el este, dicha milpa fue una sola desde su fundación alrededor de 1530 hasta por lo menos a fines del siglo XVI, pero a principios del siglo XVII se le dividió en dos jurisdicciones separadas, tal y como están ahora, San Cristóbal el Bajo en el Valle y San Cristóbal el Alto en la sierra.

La posesión legítima de Juan Pérez Dardón, de San Cristóbal, se corrobora por una petición presentada por el clérigo Juan Godínez, fundador de Santa Isabel Godínez, en la cual solicitaba los derechos de un riachuelo que pasaba por la estancia de Juan Pérez Dardón; por lo que el capitán Jorge de Alvarado, que presidía la junta del cabildo, instruyó a los regidores Antonio de Salazár y a Francisco de Morales, para que llevaran a cabo la tarea de dividir las aguas entre Pérez y Godínez, de acuerdo a sus conciencias, según reunión de cabildo del 18 de enero de 1529,

este caso demuestra que la estancia de Pérez Dardón, estaba situada a la vecindad de las tierras de Godínez y, San Cristóbal el Alto, estaba situado en la sierra, más alto que Santa Isabel y, tenía una fuente de agua que fluía hacia abajo.

Alrededor de los años de 1,575, San Cristóbal el Bajo y el alto, tenían 77 tributarios, alrededor del año de 1581, tenía 74 tributarios; alrededor del año de 1,638, contaba con 85 tributarios aproximadamente y, en el año de 1,754 aproximadamente, contaba con 143 tributarios. Por el año de 1,580 los terrazgos por los tributarios de la milpa de San Cristóbal el Alto, eran de 20 fanegas de maíz, y treinta y cinco gallinas.

El historiador Español, Francisco de Fuentes y Guzmán, en la última década del siglo XVII, al escribir en su famoso libro “Recordación Florida”, comentaba sobre San Cristóbal el alto: “San Cristóbal el Alto, si bien pequeño y abreviado lugar, de solo setenta tributarios, es tal la amenidad de sus viviendas, que por cualquier parte que se mire es un jardín cubierto de variedad de flores de las de la Antigua España y de esta nueva, y de donde interesan muchos reales, en lo que venden para el adorno de los altares de Goathemala. Ofrece a la subida y la bajada de su eminente situación, por recreable y maravilloso objeto, la vista de las casas, plazas, calles y campiñas de la Ciudad de Goathemala, su parroquial muy esmerada, así en su fábrica permanente, como en adornos de altar y sacristía”.

 

FERIA TITULAR:

La fiesta titular se celebra en agosto, en honor al Patrón San Cristóbal, patrono de los automovilistas, en la cual los pobladores dan muestra de su gran devoción y conservación de sus tradiciones, las cuales han conservado desde sus ancestros.

HABITANTES:

Cuenta con aproximadamente 600 habitantes, de los cuales los hombres se dedican a las labores agrícolas, aunque cada vez en menor cantidad, otros se dedican a la panadería, la carpintería, predominando la sastrería, la cual está catalogada como de las mejores confecciones a nivel nacional, muchas otras personas se dedican a sus labores profesionales en la ciudad.

RELIGIÓN:

En un 99% la población es católica y, el restante 1% es evangélica.

EDUCACIÓN:

Con el terremoto de 1,976, se destruyó totalmente la escuela del lugar, fue entonces cuando se recibió la ayuda de una norteamericana de nombre Betzy Schoodley, y con la ayuda de los vecinos, se construyó una escuela de tablas, dándosele a la misma, el nombre de dicha persona, En 1,990 fue construida la escuela que funciona actualmente y, algo que llena de orgullo a sus
habitantes, es que a pesar de ser una pequeña población, es muy sana y tranquila y, en un censo realizado en el año 2,003, se comprobó que cuenta con un índice de analfabetismo de 0.5% y, es en personas de la tercera edad, pues los niños en edad escolar, todos asisten a la escuela, siendo una comunidad modelo dentro de las aldeas de la Antigua Guatemala, en cuanto a educación se refiere, pues muchos estudiantes han sobresalido en diferentes establecimientos, por su alto nivel académico, contándose dentro de muchos, enfermeros, maestros, secretarias, bachilleres, peritos contadores, asimismo, médicos y cirujanos, licenciados, auditores, trabajadoras sociales, etc., lo cual llena de orgullo y estimulo a las nuevas generaciones.

PRODUCCIÓN:

AGRICOLA:

Sus pobladores se dedican al cultivo de maíz, frijol, membrillo, aguacate, níspero, manzanilla, pera, café, y en su mayoría predomina la producción de níspero, cuenta con tierras de excelente calidad, por lo que no es necesario el uso de químicos para hacerlas producir.

Se cultivan flores como la azucena, estaticia, llovizna, gladiolas, Varsovia, escalonia, hoja de pacaya, cuyo fruto de dicha planta es comestible., etc.

PECUARIA:

Debido a la amplitud de los terrenos, en casi todos los hogares puede encontrarse un corral, donde las amas de casa tienen sus pollos y gallinas, de las cuales obtienen sus huevos criollos para el consumo familiar.

ARTESANÍAS:
Aparte de sus labores agrícolas, muchas personas se dedican a las labores de carpintería, ebanistería, panadería, y muchas se dedican a la confección de prendas de vestir, teniéndose un reconocido prestigio a nivel nacional por la calidad en las confecciones.

NECESIDADES DE LA COMUNIDAD:

 

CENTRO DE SALUD:

Con mucha necesidad se necesita de un centro de salud, pues la aldea no cuenta con un lugar apropiado para que la población sea atendida cuando se enferma, por lo que se tiene que acudir a los centros de salud de la Antigua Guatemala, ocasionando un gasto muy grande, ya que se tiene que pagar un vehículo particular para poder ser llevado a una consulta, en la actualidad, un médico del centro de salud, visita la aldea una vez por mes y atiende a las personas en un viejo salón de tablas, de lo que era la antigua escuela.

ÁREAS VERDES Y DEPORTIVAS:

Se necesita de áreas de recreación, pues hasta el momento se cuenta únicamente con un campo de futboll, aunque lleno de polvo y tierra, es el único deleite de niños y jóvenes, no contándose con un lugar para que puedan divertirse los más pequeños y las niñas.

ORGANIZACIÓN:

A lo largo de su historia, San Cristóbal el Alto se ha caracterizado por ser una comunidad muy unida y solidaria, con una gran organización, desde el Consejo Comunitario de Desarrollo, Alcaldía Auxiliar, hermandad católica, grupos de deporte, así como de seguridad. En la actualidad se ha conformado una cooperativa, la cual está enfocada en servicios de turismo rural para nacionales como extranjeros, la prestación de servicios de turismo ecológico, escuelas de español, artesanías, hospedaje, gastronomía, etc.

Dicha agrupación ya es una realidad, teniendo todas las ventajas por ofrecer al turista, tal y como la amenidad de sus paisajes, de su naturaleza, la tranquilidad de sus campos, el espesor de la montaña, el trinar de sus pájaros de gran variedad y lo que es más, el calor de su gente.

HISTORIAS Y LEYENDAS:

San Cristóbal el Alto cuenta con innumerables historias y leyendas, producto de la tradición oral y de las vivencias de muchos de sus personajes, las hay de terror, algunas de risa, algunas son propias experiencias vividas por su gente,, pero hay diversidad de anécdotas, cada rincón de sus caminos, de sus estrabillos, de sus montañas, cada vuelta, cada lugar, todo, todo tiene un porqué, todo tiene una leyenda, desde un espanto que apareció a determinada persona en el camino, en la montaña; a medianoche, en la madrugada, hasta una historia de amor o desamor, en fin, sus aldeanos las llevan consigo, celosos de su pueblo, de su historia, de su pedacito de tierra que los vio nacer, con gente humilde pero honrada, trabajadora, sencilla y educada, que sabe dar y agradecer, que ha soportado el paso de los años y los duros golpes de la naturaleza, tales como huracanes, terremotos, sequías, pestes, etc, y ni el paso del tiempo, ni las limitaciones, tanto económicas como sociales, han derrotado a su gente, que ha sabido salir adelante, con la visión de ser cada vez mejores.

Solo el tiempo lo dirá, pasarán los años, y vendrán nuevas y nuevas generaciones, las cuales recordarán con orgullo las penas y los pesares, las alegrías y sinsabores de sus antepasados, tal y como hoy los recordamos, desde la milpa de Juan Pérez Dardón, atravesando los siglos hasta llegar a la milpa de don Juan Tuturut, de don Félix Mapache, de don Cuín el canche, de Guanzo, de
Chopén, de don ratón, de don Juan Tecolote, de Mixcatón, del viejo Camarón, de Tono Chulo, de Chaleco, de don fósforo, en fin, de nuestra gente y que con el tiempo solo sus recuerdos quedarán, pero recuerdos de orgullo, por ser ejemplo de trabajo y humildad.

No Comments

LEAVE A REPLY